Madre

Gaya, Gaia, Gea.
pero muchos te conocen por Tierra.
Diosa primigenia,
que surgió del Caos,
trajiste contigo a Urano
el cielo estrellado.
Deidad primordial
madre de nuestros ancestros.
Alumbraste a Oceáno,
sin ningún desconsuelo.
Nos diste las piedras preciosas,
el oro, la plata.
la facilidad del parto,
el tiempo y la memoria; Oh, gea.
El origen de todo lo que nos rodea
tú lo concebiste sin ningún problema.
El tártaro, tu vientre,
lleno está de horror,
provocando en ti
el más angustioso dolor.
Madre de nuestros días,
Diosa, tierra.
Tenías en tu haber
el más asombroso bien.
El oráculo te servía
para conocer nuestros días,
todas las leyendas 
y muchas profecías.
Reina eres de toda la mitología,
la más grande del cosmos,
el principio de todo.
Armonía de la vida,
fertilidad cautiva,
Gaia querida,
sagrada familia.
Pero hoy sangras,
clamas,
gritas de desconsuelo,
te mata el tormento
que en ti hemos causado.
¡Cuánto has sufrido!
Mi Gaia querida.
Paganos llaman
a aquellos que te adoran,
y te aman.
Pero si tú conjuras todo lo que vemos,
el aire, los suelos, el mar
las montañas, los ríos,
los árboles, los animales,
todo te lo debemos.
Eres fuerza vital,
eres el verdadero despertar.
Conjugas el verbo amar,
pensar, conectarse…
Respirar.
¡Oh, Gaia!
Cuanto te amamos, de verdad.


Photo by NASA

Tef Campos

20. Venezolana. Escribo lo que siento, pienso, opino e imagino. Son trocitos de mi alma que se escapan a diario, quizás por el exceso de sentir

No hay comentarios.:

Publicar un comentario