Depresión de una madre

Buscaste y buscaste 
y a tu hija no hallaste, 
en la depresión caíste 
y la maldición echaste 
sobre toda la tierra 
por la que caminaste.

La diosa y madre tierra, con las espigas de trigo en su cabeza, angustia por la pérdida de su hija. Fuente: Aquí























Así nacieron los desiertos 
las zonas áridas, 
los terrenos infértiles 
donde no se cultiva fruto 
ni los retoños florecen, 
porque todo allí muere, 
como sus ganas de vivir 
cuando ella no viene.

Lectura recomendada: 




Tef Campos

21. Venezolana. Escribo lo que siento, pienso, opino e imagino. Son trocitos de mi alma que se escapan a diario, quizás por el exceso de sentir

No hay comentarios.:

Publicar un comentario